Si buscásemos en la larga lista de alimentos que actualmente tenemos a nuestra disposición el que despertase una mayor admiración y una versatilidad excepcional,...

Si buscásemos en la larga lista de alimentos que actualmente tenemos a nuestra disposición el que despertase una mayor admiración y una versatilidad excepcional, sin duda que nos decantaríamos por el chocolate. Presente en todos los recetarios del mundo, tan sólo con oír su nombre nos sentimos embriagados de sutiles aromas y de unos variados y profundos sabores. Y como es de suponer, la literatura gastronómica no lo deja al margen…

Yo , en esta ocasión, me he decantado por uno de los clásicos, de los que sentaron las bases hace ya más de 50 años de las formas actuales de cómo trabajar con el chocolate: Maurice Bernachon.

Es un libro estructurado en varios capítulos: Los Adornos, Las Recetas Base, Los Grandes Pasteles, Pastelitos, Galletas y Pastas, Dulces y Helados, Dulces y Frutas Confitadas; con recetas clásicas como la ‘Ganache’ o el ‘Merengue Italiano’, sin olvidar los ‘Brownies’ o unas legendarias ‘Peras Bella Elena’.

Todas las recetas vienen detalladas con ingredientes y modo de elaboración, acompañadas todas ellas de unos útiles consejos adicionales que nos servirán para su emplatado, servicio o degustación.

La receta final de ‘Pollos de pintada al Cacao’, de Paul Bocuse, le da un enorme valor añadido al libro y despierta nuestro interés por la utilización del chocolate en los platos salados.

Y para acabar, queridos gastrolectores, os dejo con una cita de uno de los poetas ‘malditos’, Charles Baudelaire: «Los auténticos creadores suelen ser personajes pasados de moda».

Ángel Luis Gómez Calle Crítico literario

Profesor de la Escuela de Hostelería del IES Fuente Fresnedo de Laredo.

No hay comentarios hasta el momento.

Sea el primero en dejar un comentario a continuación.

X