Elegir vino
Hacedme caso: elegid siempre el vino por la etiqueta. Porque os guste o porque os suene de algo. Apreciad también la forma de la botella, cogedla con las manos y sobadla tranquilamente, mmm… es un tacto sin par. Yo además las alzo, y las miro a contraluz cerrando un... Leer más
El último bar
Si durante los días de tu vida te has levantado de habitual con un buen afán, decidido a pasarlo bien y tratando a la gente con alegría, cuando te mueres vas a parar a un bar donde siempre desayunas. Me lo contó durante un sueño Julio Camba, que ya... Leer más
Cava Martínez
Me despertaba todos los días sin prisa por abrir los ojos, espatarrado bocabajo, con la cintura felizmente arqueada y la saliva límpida en la boca. Era verano, era agosto; amanecer se agradecía tanto como acostarse y ningún día dormía solo. Los últimos playboys, amigos, somos así: agrestes como una... Leer más
Súper patata
Pensaba el otro día comiendo que, como ser humano, hasta ahora me he adaptado bastante bien. Cierto que en 43 años he sido incapaz de aprender habilidades interesantes, aparte de escribir y cocinar con corrección. Dame un martillo, una cable, un bote de pintura, cualquier electrodoméstico o un preservativo,... Leer más
Pan cuco
No sé, sinceramente, si podremos soportar tanta belleza al comprar el pan. Quizá la burbuja de las panaderías cucas se nos está yendo de las manos. Yo hasta he empezado a hacerme selfis cada mañana con las dependientas sujetándome la barra, o los cupcakes, o las baguetes festoneadas de... Leer más
El faro de Italia
Cuenta Liniers en una de sus hermosas viñetas que «cuando se retiran, muchos faros se van a vivir a las montañas». Yo pienso hacer lo mismo. Cuando me retire de mi oficio –en breve–, me dedicaré a escribir libros de gastronomía con una facilidad extraordinaria, pues he leído tantos... Leer más
Piel de ajo
Me cago en la piel del ajo. Me cago en la piel de todos los ajos que pelo cada semana porque se resisten a ser depositadas en la basura con una obstinación increíble, casi mágica. Entierras tu montaña de pelarzas resinosas en el fondo del cubo, y a al... Leer más
Riñón por jamón
La semana pasada me enteré de que, cuando a mi padre le extirparon un riñón hace un tiempo, mi madre le regaló al cirujano un buen jamón. Al principio me quedé perplejo. Mi madre es una mujer urbana, elegante y guapísima, y esa anécdota sonaba un pelín a Paco... Leer más
Ñam ñam
Una vez tuve una novia a la que le gustaba comer sobre mí. Primero cogió por costumbre apoyar las bolsas de Doritos en mi barriga cuando veíamos la tele tumbados en el sofá. Una noche se le volcó una bolsa, y tras reírse como un duende picoteó el contenido... Leer más
Un centro helado
Cada vez que paso por el Centro Botín me apetece un Maxibón. El Maxibón es el helado favorito del Doctor Moreau: un ladrillo repostero, un ataúd de azúcar, probablemente un error de una cadena de montaje o quizá un raro azar. Un buen día, mientras elaboraban el clásico corte de... Leer más
X