Exquisitos pescados a la plancha en el Náutico Exquisitos pescados a la plancha en el Náutico
Isi Herreros dirige la cocina de un restaurante emblemático. Por su ubicación –al final del majestuoso Puntal–, por sus espléndidas instalaciones y por su... Exquisitos pescados a la plancha en el Náutico
Isi Herreros dirige la cocina de un restaurante emblemático.

Por su ubicación –al final del majestuoso Puntal–, por sus espléndidas instalaciones y por su brillante cocina tradicional, el Real Club Náutico de Laredo es un referente del buen yantar en esta localidad pejina, un lugar donde durante décadas se han celebrado centenares de eventos sociales y que se mantiene abierto a no socios de lunes a viernes.
Al frente del negocio de hostelería está Isidoro Herreros, ‘Isi’, que lleva tres décadas trabajando aquí, primero junto al recordado Paco Santiesteban, y ahora como máximo responsable, secundado en la cocina por Óscar Castañeda, otro cocinero con 19 años de experiencia en la casa. Esta continuidad de ambos asegura una gran regularidad en la línea de la cocina, donde la gran apuesta son los pescados, como el excelente rodaballo elaborado a la plancha y con refrito de ajos que ilustra esta información. También son aquí muy recomendables el san martín o la lubina, que se prepara indiferentemente al horno y a la sal, según preferencia del cliente. Finalmente, la merluza se propone rellena de centollo, asada o con salsa verde con gambas y almejas.

En la carta del restaurante del Náutico existen algunas especialidades que no pueden faltar, como la ensalada de jamón y foie, el pulpo gratinado sobre lascas de patata y ali oli de boletus edulis, las gambas de Huelva a la plancha o el puding de cabracho.
Otras opciones interesantes son la ensalada de perdiz escabechada con crujiente de jamón y vinagreta de Oporto con pasas, el carpaccio de venado e hígado de pato, las bolsitas rellenas de queso y gamba o los espárragos rellenos. Quien opte por algo más tradicional tiene una rica sopa de pescado, las pochas con almejas o las almejas a la marinera.

Carnes y postres

Para el cliente que prefiera decantarse por algo de carne, la carta contempla paletilla de cordero, solomillo de novilla, cochinillo confitado, ragut de solomillo, chuleta de cebón y entrecot al queso.

Y en postres, hay desde tiramisú hasta crema de yogur pasiego, coulant de chocolate, tarta de cuajada, crema catalana, biscuit de higos o queso de Las Garmillas.
El restaurante cuenta con una interesante carta de vinos y con menú diario a un precio de 17,60 euros y menú de fin de semana, por 20,90 euros. En ambos casos, como alternativa, está el medio menú, a un precio de 13,20 euros.

El menú de un día cualquiera ofrece cuatro opciones por plato. Por ejemplo, potaje de garbanzos con callos, arroz cremoso, pisto y brandada de bacalao, de primero; merluza rellena, escalopines rellenos, brocheta de rape y solomillo ibérico, de segundo.

José Luis Pérez Redactor Jefe

Historiador y arqueólogo, trabajo desde los años noventa en El Diario Montañés donde he sido coordinador editorial de publicaciones y actualmente soy redactor jefe. Escribo de gastronomía desde hace algo más de una década y coordino el suplemento Cantabria en la Mesa.

No hay comentarios hasta el momento.

Sea el primero en dejar un comentario a continuación.