De anchoas por Cartagena De anchoas por Cartagena
Van pasando los años, las personas, la vida, las ciudades… Y a uno no dejan de sorprenderle las cosas que se ven por ahí.... De anchoas por Cartagena

Van pasando los años, las personas, la vida, las ciudades… Y a uno no dejan de sorprenderle las cosas que se ven por ahí. No voy a hablar ni de los políticos ni de esos futbolistas que sacan los córners y envían el chut camino de un paraíso fiscal para el disfrute de todo su clan una vez cuelguen las botas. Voy a hablar de lo que se puede encontrar el turista despistado cuando entra en un bar en una localidad para él desconocida. Cartagena no me es extraña… Bueno sí. Esta antigua península, la vieja Qart Hadasht de Asdrúbal y la Carthago Nova de Escipión El Africano, con un patrimonio histórico y monumental de órdago a la grande, ha pasado en unos años a ser la ciudad más contaminada de España a una lindeza de urbe, un ejemplo de recuperación sorprendente. Y por eso, a los que conocimos Cartagena hace muchos años, cuando el polvo de cinc invadía todos los espacios, nos asombra su espectacular transformación.

Cartagena tiene una gran vida y grandes restos arqueológicos, entre los que destacan ese teatro hermano del de Mérida o los restos de la muralla púnica que los cartagineses construyeron para defender la ciudad del enemigo romano.

En uno de sus numerosos y ambientados bares, y aquí viene la sorpresa de la que hablaba antes, llamado Bodega La Fuente, encontré hace unos días unas anchoas en salazón que una mujer extranjera sobaba a mano delante del cliente, que me dejaron flipado. Siempre pensando en nuestros puertos, una acción como esta descoloca al más pintado.

Pues bien, resulta que este establecimiento pertenece a franquicia que, al parecer, compra el bocarte en Santoña y lo elabora de manera artesanal para ser servido al instante. Hay otro en Madrid, en el entorno de Ponzano (Chamberí). Curioso.

Diego Ruiz Redactor

Santander 1960. Universidad de Cantabria. Sección de Deportes, Cantabria en la Mesa y, a veces, algo de toros.

No hay comentarios hasta el momento.

Sea el primero en dejar un comentario a continuación.

X