Mercaderos solidarios Mercaderos solidarios
Aprovecharon su día libre para, de nuevo, ser más solidarios. Los comerciantes de la Plaza de la Esperanza trabajaron de lo lindo hace tres... Mercaderos solidarios

Aprovecharon su día libre para, de nuevo, ser más solidarios. Los comerciantes de la Plaza de la Esperanza trabajaron de lo lindo hace tres domingos para recaudar unos cuantos euros que irán a parar a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer. Prepararon pinchos y raciones –boquerones en vinagre, merluza rebozada, alubias rojas, tortillas, embutidos, dulces…–, sirvieron cañas y vinos, vendieron los vales para comprar bebidas y viandas, instalaron un mercadillo, y hasta se atrevieron a subir al escenario para, pandereta en mano, entretener al público asistente. Fue una fiesta por todo lo grande. Un evento que venían ‘vendiendo’ semanas antes a sus clientes. ¡Oye, que el domingo vamos a hacer una fiesta solidaria! ¿Vendrás, no? Y quién se podía negar a echar un buen rato con tan magníficos profesionales y tan buenas gentes.

Y allí, en la calle que separa el Ayuntamiento y el mercado, desde primeras horas de la mañana, mirando al cielo nublado y lluvioso en algunos momentos, se dieron cita todos. Pescaderos, carniceros, fruteros, queseros…, se repartieron las tareas y comenzaron a funcionar, a desarrollar un programa que, además, incluía una serie de actuaciones musicales. Incluso, cómo no, ‘liaron’ a unos cuantos amigos. Allí estuvo Chema Puente, que cantó el ‘Santander la marinera’ que, por cierto, se sabe ya todo el mundo, y el Coro Ronda Trasmiera de Pontejos, y las panderetas de Genoz, y mucha música tradicional de gaitas, pito y tambor. También El Dromedario, siempre presente en todos los actos que se desarrollan en nuestra región, sirvió café calentito a todos los asistentes. Y hubo demanda además. El Ayuntamiento, que colaboraba con la causa, envió a una de sus más activas concejalas, Carmen Ruiz, que también olvidó su día de descanso para sumarse a la fiesta. Y muchos amigos, sobre todo, que aportaron su granito de arena para que el fin solidario de la gente maravillosa de la Plaza fuera un éxito. Y desde luego que lo fue. Hubo mucha gente y se vendieron pinchos a esgalla. Al final el esfuerzo se convirtió en cerca de 3.000 euros que irán a la citada asociación. Para estos mercaderos: Un fuerte aplauso, tres hurras y felicitaciones.

Diego Ruiz Redactor

Santander 1960. Universidad de Cantabria. Sección de Deportes, Cantabria en la Mesa y, a veces, algo de toros.

No hay comentarios hasta el momento.

Sea el primero en dejar un comentario a continuación.