‘Tillalight’ ‘Tillalight’
Como la barriga va creciendo a base de llenarla de alimentos ricos en todo –especialmente en grasas–, cervezas, vinos y otras bebidas ‘malsanas’, no... ‘Tillalight’

Como la barriga va creciendo a base de llenarla de alimentos ricos en todo –especialmente en grasas–, cervezas, vinos y otras bebidas ‘malsanas’, no hay más remedio que empezar a pensar en el verano. En esa época hay que ponerse morados de ensaladas, gazpachos, vichisuas, ajoblancos, salmorejos y pescaditos a la plancha, y así ‘purgar’ el cuerpo de los excesos del duro invierno de ricos guisos y pucheros. Pero, de mientras, conviene hacer algo de dieta: menos cubatas y gin-tónics, y fuera el compaño de alubias, garbanzos y lentejas. Nada de huevos con patatas fritas y el chuletón dando paso al filete a la plancha.

Lo peor es renunciar a la tortilla de la cena o a la hora del fútbol en televisión, con un ‘platuco’ de jamón y la botella de tintorro. Pero como la ciencia avanza una barbaridad, he conseguido una receta de tortilla de patatas fácil de hacer, ‘cero-cero’ y que poco tiene que envidiar con la de siempre, esa que nos llena el flotador de la cintura, cada noche, de manera obsesiva. La ‘tillalight’. Partimos de unas patatas peladas, lavadas y cortadas en lascas. Después las salamos y metemos al microondas, con un chorrito de agua, a la máxima temperatura, doce minutos, en un recipiente apto para este aparato que cubriremos con papel film. A la mitad del tiempo las sacamos y removemos. Una vez hechas, las mezclamos con el huevo batido, con una pizca de sal, y a la sartén con dos gotas de aceite de oliva. De lujo, lo juro.

Diego Ruiz Redactor

Santander 1960. Universidad de Cantabria. Sección de Deportes, Cantabria en la Mesa y, a veces, algo de toros.

No hay comentarios hasta el momento.

Sea el primero en dejar un comentario a continuación.