«El camarero siempre está virtualmente sentado en la mesa con el cliente» «El camarero siempre está virtualmente sentado en la mesa con el cliente»
Helder Da Silva Del Hotel Chiqui y finalista del Concurso ‘Camarero del Año’. Helder Da Silva es uno de esos profesionales profundamente enamorado de... «El camarero siempre está virtualmente sentado en la mesa con el cliente»
Helder Da Silva Del Hotel Chiqui y finalista del Concurso ‘Camarero del Año’.

Helder Da Silva es uno de esos profesionales profundamente enamorado de su trabajo. Cuando habla del suyo utiliza la palabra pasión una y otra vez. Es un gran conversador y un seductor a la hora de tomar una comanda, de aconsejar un menú. Y tiene frases que no hace falta apuntar en ninguna agenda para el recuerdo: «Un camarero no es un transportista de platos» o «hay que decirle a los hosteleros que el intrusismo sale caro». Este maitre del Hotel Chiqui, de 39 años, nacido en Portugal, casado con una laredana y con una sólida formación académica en la carrera de Físicas, será el representante del norte de España en la segunda edición del Campeonato de España de Camareros que se celebrará en Barcelona el próximo jueves día 28. Una final en la que solo habrá cuatro participantes. Los mejores del país.

¿En qué consiste este campeonato?

Es un campeonato con pruebas teóricas y prácticas con seis apartados: cata de vinos a ciegas, tiradas de cerveza, maridajes, coctelería, montaje de mesa y cafés. Todo gira en torno a dos menús, uno de San Valentín y un cumpleaños. Un campeonato muy duro en el que el jurado te mete en apuros. Un campeonato en el que hay mucha tensión, empieza a las nueve de la mañana y dura seis o siete horas. Entre prueba y prueba, con poco espacio de tiempo, hay que prepararlo todo.

¿A estos campeonatos se va a aprender o a enseñar?

A aprender y disfrutar. No estamos para enseñar. Aquí hay varias realidades y varias formas de trabajar. Cada uno tiene su método y no existe una base común. En todo caso es una oportunidad única.

En caso de ganar ¿qué le aportará?

Sabiduría, confianza y ganas de seguir luchando por esta profesión. Ganas de hacer cosas bonitas, de continuar disfrutando. Y ganar compañeros y amigos.

¿Qué es lo que más le gusta de esta profesión?

La mecánica. El trato con el cliente, aportarle una experiencia, darle algo nuevo, sorprenderle. Es como si estuvieses virtualmente sentado junto a él. Es como ir al teatro, que siempre se recuerda la obra que viste aunque hayan pasado muchos años.

Pero así todo, el de camarero es un trabajo duro.

Sí. Te tiene que gustar mucho. Hay que tener cierto amor y cariño por todo esto.

Ustedes evolucionan cada día, aprenden, estudian ¿el cliente también?

El cliente va asimilamdo la forma correcta de sentir las cosas. Es más receptivo a nuestros consejos.

¿Hay diferencia entre un camarero de hotel, como es su caso, y el de una cafetería o un bar?

Ninguna, siempre y cuando le pongas pasión a lo que estás haciendo.

Volviendo al Campeonato de España de Camareros ¿qué le espera allí?

Es algo muy duro. Hay que manejar bien todas las pruebas y estar muy preparado. Tienes que llevar manos de cirujano para que todo salga bien. Si te centras en solo en una especialidad seguro que pierdes. El nivel ahora es muy bueno y solo somos cuatro finalistas.

¿Conoce a sus rivales?

A uno, indirectamente y por las redes sociales. Son de Castilla y León, Murcia y Mallorca.

Diego Ruiz Redactor

Santander 1960. Universidad de Cantabria. Sección de Deportes, Cantabria en la Mesa y, a veces, algo de toros.

No hay comentarios hasta el momento.

Sea el primero en dejar un comentario a continuación.